OSSA 230 SPORT

“OSSA 230 SPORT”

   La “OSSA 230 SPORT” comenzó a comercializarse en 1966 y los entendidos dicen que puede ser la mejor moto de la marca del trébol. En concreto, de este modelo sólo se fabricaron 670 unidades. En diciembre del año pasado intentamos hacer unas fotos de esta preciosa moto, pero la niebla decidió impedirnos terminar la sesión y sólo pudimos conseguir algunas imágenes de tipo comercial.

 La historia de Pipo y esta motocicleta merecía volver a intentarlo. No se trata simplemente de unas fotos que mostrasen la moto, sino de conseguir un reportaje con un gran significado y carga emocional.

OSSA 230 SPORT OSSA 230 SPORT OSSA 230 SPORT

– En el primer intento pude hacer algunas fotos antes de caer la niebla – 

     El padre de Pipo compró esta “OSSA 230 SPORT” en 1969 y al casarse decidió realizar con ella el viaje de luna de miel. Tras la aventura robaron la moto y milagrosamente la encontraron dos años después, aunque en muy malas condiciones. Pasaron más de 20 años hasta que Pipo decidió restaurar la moto de su padre – ya fallecido -, y he tenido la suerte de poder retratarle con ella y el casco que tanto significado tienen en su vida.

   Para tener un reportaje completo realicé fotografías de la moto en movimiento, retratos y detalles de esta pequeña joya para los amantes de las motos clásicas.

OSSA 230 SPORT

– La “Ossa 230 Sport” en acción – 

OSSA 230 SPORT OSSA 230 SPORT

OSSA 230 SPORT

OSSA 230 SPORT

– Los últimos instantes de Sol crean una atmósfera perfecta – 

OSSA 230 SPORT

OSSA 230 SPORT OSSA 230 SPORT OSSA 230 SPORT

– Merece la pena fijarse en todos los detalles – 

OSSA 230 SPORT OSSA 230 SPORT OSSA 230 SPORT OSSA 230 SPORT

   Elegí la última hora de la tarde para disfrutar de una luz natural especial, y en las fotos con el sol de contra usé un flash Quadralite Reporter 360 para rellenar las sombras o realzar los cromados.

Una historia tan emocionante merecía tener un lienzo para colgarlo en la pared y mantener vivos los recuerdos.

¡Gracias Pipo!

OSSA 230 SPORT– Los buenos recuerdos merecen un hueco en la pared – 


📷 Camara y Lentes: Nikon D810; 24-70 mm; 70-200 mm

💡 Iluminación: Quadralite Reporter 360


 

¿Tenéis curiosidad por saber cómo se hizo la sesión? Os dejo un pequeño vídeo del “Making Of”

Si os apetece tener un recuerdo de vuestra propia historia os invito a contactar conmigo: CONTACTO 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.